Cómo hacer calzado de descanso con grannys hexagonales

Qué lindo es llegar a casa y sacarse los zapatos, no crees? Para esas ocasiones en que sólo vamos estar dentro del hogar, y queremos un calzado super cómodo, estas opciones te van a encantar. Cómo tejer calzado al crochet

Son muy fáciles de hacer, y puedes aprovechar los restos de lana que te han quedado de trabajos anteriores. La suela puede ser de goma, o de tela de jean, y la puedes fabricar en forma casera, utilizando como molde un calzado que te quede bien. En las casas de insumos para zapatero, se venden plantillas de varios materiales. Es útil perforar con sacabocado todo el borde de modo que queden pequeños agujeros a medio cm del borde, y entre sí, que luego te servirán para sujetar los grannys y armar el calzado.


Esquema de Granny  Hexágono Crochet
Para el zapato vas a necesitar tejer tres hexágonos para cada pie, y uno para la parte de la capellada. Fíjate que el tamaño del hexágono alcanza a cubrir todo el empeine del calzado, por lo tanto deberás medirlo para que quede de un tamaño apropiado.





Para armar el calzado colocas un granny en la parte del empeine, y aparte, unes dos grannys por uno de los lados. Esa unión irá justo en la parte del talón. Sujetas con alfileres los tres grannys alrededor de la plantilla. Comienzas a tejer con aguja crochet una vuelta de punto bajo todo alrededor de la plantilla, pasando por las perforaciones, y en la segunda vuelta comienzas a unir los grannys.
En el caso de la bota, se agregan dos grannys más al borde del calzado, y se unen en la parte interna, dejando la parte de afuera algo descosida para unir con cinta, como se ve en la foto superior de las botas rosas. 
Otra opción es pegar los grannys como se ve aquí abajo, con una flor en lugar de la cinta.



Visita mi blog TODO CROCHET 


Suscríbete para recibir por mail nuevos tips de tejido, novedades
 y publicaciones especiales sólo para suscriptoras