Cómo leer patrones de tejido





Es probable que leas esto y ya hayas aprendido a tejer varios puntos, pero si se trata de entender un patrón y leerlo, ahí ya las dudas aparecen y se te hace difícil seguirlo al pie de la letra. 
En estos verdaderos "mapas de tejido" hay muchos términos que aprendernos para poder seguir las indicaciones escritas. Como el arte de tejer es internacional, hay varias formas de referirse a la misma cosa. Por ejemplo, en mi país hablo de tejer una vuelta cuando tejo una secuencia de punta a punta. En otros lados le dicen "carreras" o "hileras", de modo que a la hora de leer una explicación en español primeramente te asegures que comprendes todas las palabras, y si no, mira dónde ha sido escrito (en España, en Argentina, en Chile... etc) y busca en Google el significado de cada palabra, verás que lo encontrarás fácilmente.


Aunque te gustaría tejer YA todo lo que has pensado hacer, tómate el tiempo para estudiar el patrón, y traducirlo, como dije anteriormente.

Para empezar toma el patrón de tu proyecto e imprímelo de la mejor calidad posible. Si está muy pequeñito, aumenta el tamaño antes de imprimir para que te sea fácil de ver. En caso de usar patrones de un libro o de una revista que tienes en papel, puedes fotocopiar el patrón para que sea más fácil de usar y trasladar, hacer anotaciones y mirarlo una y otra vez. Te recomiendo colocarlo en un folio para resguardarlo, y llevar siempre un bolígrafo o lápiz para ir anotando por cuál fila estás cuando interrumpas el tejido. Ya hablamos algo de esto en los 7 consejos para tejer mejor
Si vas a tejer una prenda de vestir tendrás que tomar medidas y adaptar el patrón al talle deseado antes de empezar.
Es importante tener en cuenta que existen varios tipos de patrones, los más usados son los que se escriben para describir el paso a paso, y el diagrama o esquema de tejido. 
En el caso de las instrucciones en texto, estarán resumidas al máximo. Por eso, lo más común es que la propia publicación traiga un cuadro de referencias donde te explique qué significa cada abreviatura. Por ejemplo:

p. → punto
i. → izquierda
r. → revés
laz. → lazada

También es frecuente encontrar parte del texto entre asteriscos o comillas. Esto significa que, todo lo que está explicado entre las marcas, hay que repetirlo hasta el final de la vuelta. Por ejemplo:

  • V3 – 1p. orillo, *pasar laz., tejer 2 p. juntos*, 1 p. orillo
significa:
  • después del punto de borde -orillo-, debes hacer una lazada y tejer dos puntos juntos; a continuación otra lazada y otros dos puntos juntos, repitiendo la secuencia hasta llegar al otro punto de borde.
Todas las instrucciones escritas de una prenda de vestir, esas que ves en las revistas, deben adaptarse al tipo de lana o hilado que uses, la o las agujas y la tensión con la que tejes, es decir, si tejes más o menos "apretado". Elaborar una muestra de tejido te ayudara a que adaptes el patrón a tu propia creación. Este es un detalle imprescindible. Porque los 5 puntos que dice el texto no medirán igual a tus 5 puntos. Por eso tejer una muestra de 10 cm te ayudará a tener una verdadera noción de los puntos que necesitarás para tu prenda.
Cuando tengas tu muestra hecha, calcula cuántos puntos has utilizado para tejer 10 cm y compáralo con el patrón ¿Es la misma proporción? En caso de que no coincida, tendrás que emplear una regla de tres (la del cole de toda la vida) para ajustar el patrón a tus materiales. Por ejemplo:
La muestra del patrón dice que se emplearon 25 p. para tejer 10 cm. y que, por tanto, tendrás que montar 150 p. para una labor de 60 cm. de ancho.
Ahora bien, según tu muestra, has empleado 33 p. para tejer los mismos 10 cm… entonces lo que a ti realmente te interesa es que la labor tiene 60 cm. de ancho. Para saber cuántos puntos necesitas montar, deberás calcularlo según tu muestra:
Si para 10 cm______________ utilicé 33 p.
para 60cm______60 x 33 / 10 = 198 p.

Como ves, hay 48 p. de diferencia y, si no hubieras hecho esta comparación y hubieras montado los puntos tal cual te indica el patrón (sin tener en consideración tu muestra), montando 150 p. tu prenda mediría 45 cm ¡15 cm de diferencia con el original!

Recuérdalo porque es importante: si tu muestra no coincide con el patrón, deberás realizar este cálculo para adaptar todas las piezas del tejido; así como otras indicaciones adicionales (por ejemplo, si el motivo lleva ochos en el tejido, tendrás que comprobar dónde se sitúan).

Recuerda que la clave para interpretar un patrón es ir leyendo poco a poco cada paso, probando, equivocándose y volviendo a empezar. A veces puede llevarte unos cuantos intentos; pero es normal… de eso se trata el verdadero aprendizaje!


Revisa estos artículos útiles 
Comprender los patrones 
Cómo interpretar los patrones 
Símbolos de tejido al crochet
Cómo tejer en redondo y 
Puntos básicos



Espero que te sea de utilidad
Hasta la próxima!
Pat MV

Visita mi blog TODO CROCHET 


Suscríbete para recibir por mail nuevos tips de tejido, novedades
 y publicaciones especiales sólo para suscriptoras

siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter