Los beneficios terapéuticos de tejer

Aunque popularmente se piensa que tejer al crochet o con dos agujas es una actividad exclusiva para señoras mayores, esta práctica es cada vez más común entre mujeres jóvenes, e incluso hombres, que buscan alguna actividad manual para desconectarse, relajarse y fortalecer los lazos sociales. Te cuento de qué se trata la lana-terapia o tejer-terapia.

es-bueno-tejer
En el Siglo 21 la mujer ya no pasa tanto tiempo en su casa como en otras épocas, debido a sus múltiples actividades profesionales, así que las
labores manuales han quedado totalmente relegadas con el ritmo de vida actual. Sin embargo, desde hace algunos años, de la mano de la lana-terapia, el tejido se ha impuesto como una alternativa natural para eliminar el estrés y combatir la depresión.
patronesgratisdetejido.blogspot.com

¿QUÉ ES LA LANA-TERAPIA?


Es utilizar el tejido como terapia para personas que sufren algún tipo de desorden emocional. Ha demostrado excelentes resultados para reducir los niveles de tensión y estrés, ya que colabora con la recuperación mental y física después de una jornada laboral.

Además, el proceso de tejido promueve la tranquilidad y el buen humor. Ambos estados de ánimo son fundamentales para lograr un descanso satisfactorio y renovar nuestro cuerpo y nuestra mente para las actividades del día siguiente.

La claridad que aporta a los pensamientos y sentimientos es otro de los beneficios terapéuticos de la lana-terapia. El proceso del tejido, justamente, logra acomodar puntos en una hilera de mayor resolución. Lo mismo sucede en la cabeza de la persona que teje: sus ideas se vuelven más claras gracias al relax y la tranquilidad que aporta una labor manual como esta.

Por otra parte, la repetición automática de los movimientos ayuda a la persona a concentrarse, relajarse y disfrutar mas plenamente de la vida. Además, hacer algo con nuestras propias manos siempre genera satisfacción y realización personal..


BENEFICIOS PSICOLÓGICOS


Realizar cualquier tipo de actividad manual repercute positivamente en el plano psicológico, ya que estimula la imaginación y la creatividad. En el caso particular de la lana-terapia, sentir a través de las manos la suavidad y la textura de la lana es una sensación muy grata que influye directamente en la mente. Incluso, puede ayudar a superar crisis personales y a reconciliarse con uno mismo. Este aspecto puede ser muy beneficioso para encontrar la paz interior y armonizar todo el ser.

De esta manera, mediante estos labores se pueden superar problemas cotidianos y liberarse del estrés diario. Además, la satisfacción y el optimismo que derivan del trabajo personal involucrado en un proceso de creación, de hacer las cosas por uno mismo, son inmensos.

TEJER Y HACER AMIGOS


Pero el arte de tejer, no sólo se afianza como terapia. Muchas personas lo consideran como un pasatiempo o una diversión. Incluso en muchos países las agujas y los hilos son sólo una excusa para reunirse y compartir experiencias y tiempo libre. De hecho, existen grupos estables de personas, no sólo mujeres, que se reúnen con la intensión de reconstruir lazos sociales a través del tejido y la conversación amena.

Si esta experiencia de tejer en grupo se traslada al plano social, ese entrelazamiento de puntos puede verse como una fortaleza, una unión que se convierte en una trama irrompible que puede proteger, sostener y contener. Este es justamente el sentido del tejido en grupo: que cada persona de vida a su propia creación y, mientras crea establece lazos sociales sólidos e integradores con sus compañeros. Por estos motivos, el tejido es una manera sencilla y saludable de sentirse parte de algo que uno mismo construye y fortalecer así el sentido de pertenencia.

En estos grupos, además, se fomenta a las personas a desarrollar su creatividad y a realizar algo con sus propias manos.

Cuales son los beneficios terapéuticos de tejer
BENEFICIOS DE LA LANA-TERAPIA
  • Ayuda a eliminar el estrés y a combatir la depresión.
  • Despierta nuestra parte más creativa.
  • Aporta claridad a los pensamientos.
  • Nos conecta con nuestros sentimientos y pensamientos más profundos.
  • Fortalece los lazos sociales.
  • Favorece la comunicación con los otros.
  • Armoniza todo el ser.
  • Da satisfacción y mejora la autoestima.
  • Elimina prejuicios y bloqueos emocionales.
  • Ayuda a superar problemas de motricidad.

Reduce el ritmo cardíaco y la presión arterial


Si sabes tejer, probablemente sabes lo relajado que te sientes después de terminar una buena sesión. Pero relajarse es mucho más que sentirse bien. ¡Es saludable! La relajación reduce los niveles de hormona del estrés cortisol, que, en exceso, es perjudicial para el corazón y el sistema circulatorio, y el estrés puede causar todo tipo de otros problemas de salud desagradables, también.
Mantiene los dedos ágiles

El hacer tejido de punto y el crochet requieren un número de movimientos pequeños, exactos, ejecutados a menudo rápidamente. Este ejercicio repetido es realmente grande para mantener las articulaciones del dedo flexibles y los músculos en las manos tonificados y estables.

Puede parecer contraproducente, pero mantener los dedos moviéndose por el tejido, es ideal para mantener la movilidad en las personas con artritis. Naturalmente, como con cualquier actividad, hazlo suavemente y no exagerar, y asegúrate de tomar pausas frecuentes de estiramientos.


Mejora las habilidades de matemáticas


Lo creas o no, puedes afilar tus habilidades de matemáticas sin hacer cuentas de aritmética – o al menos, eso es lo que parece. El tejido de punto y el crochet es acerca de contar, multiplicar, medir, y modelar, que son todas las habilidades de las matemáticas.

Cuando tejes, trabajas la mayor parte de esa materia, aunque subconscientemente. Pero el efecto sobre tu cerebro es el mismo: habilidades matemáticas más fuertes.

Calma la ansiedad


Además de relajar físicamente el cuerpo, el tejido también calma el estado mental. Para muchos, la práctica del tejido es meditativa, y permite que la mente haga una pausa y se vuelva a centrar, y aliviar las preocupaciones.
Afila la memoria

Al igual que con las matemáticas, tejer se trata de recordar lo que estás haciendo. Cuándo tejer y cuándo ribetear, qué raya del color viene después, y cuántas filas entran en qué parte del proyecto. Tejer hace que tu cerebro dependa activamente de tu memoria, y cuanto más la uses, más fuerte se vuelve tu memoria.


Ayuda a controlar el dolor


El hacer tejido requiere enfoque, lo que significa que tendrás que concentrarte en él y no en, por ejemplo, el dolor. Las personas con dolor crónico pueden encontrar que tejer les permite pensar en algo que no sea el malestar, y les hace menos conscientes del dolor durante al menos un poco de tiempo.

Y no es sólo dolor físico. Las personas con depresión clínica y trastornos alimenticios también informaron sentirse mejor después de hacer tejido.
Reduce las ganas de comer sin sentido

Si tus manos están ocupadas, no puedes alcanzar comida chatarra. Las personas que tejen, tienden a ser menos propensas a participar en comer sin sentido, y por lo tanto tienden a tener mejores dietas y mantenerse sin subir de peso.

Si estás planeando comer más conscientemente, trata de hacer tejido mientras estás en casa o viendo la televisión. Tus manos estarán ocupadas con el proyecto, y por lo tanto no estarán viendo que agarrar de la alacena.

Mantiene tu cerebro sano durante años


Estudios han demostrado que, entre las personas mayores, los que tejen o hacen ganchillo, tenían una menor probabilidad de deterioro cognitivo relacionado con la edad o la pérdida de memoria. Entre las personas de 70 a 89 años, los estudios mostraron que los tejedores tenían los cerebros y los recuerdos más saludables.

Sugiere que artes como esta ayudan al cerebro a crear y mantener los caminos neurales que mantienen la mente y la memoria agudas.


Da un sentido de propósito


Uno de los peores sentimientos es que estás solo. Pero tener un proyecto te da una meta y un sentido de propósito. Quieres cumplir con ese objetivo, y cada vez estás más cerca de él es un gran sentimiento, inspirador.

Incluso mejor es la creación de regalos hechos a mano para amigos y familiares, o la creación de artículos de ropa básicos como bufandas y guantes para los necesitados. La sensación de crear algo para alguien que te importa, es profundamente satisfactoria.
Aumenta la confianza y la autoestima

Si el trabajo en un proyecto es satisfactorio, completar uno es aún mejor. Cuando hayas terminado algo, tienes algo físico que puedes sostener y mirar y decir: “¡Lo hice!” Tejer es una habilidad que aprendiste y dominaste, y es algo nuevo que ya puedes hacer.
Consigues hacer una pieza única al final y eso es impresionante

Junto con un sentido de logro y habilidad, también obtendrás un arte fresco cuando hayas terminado con un proyecto de tejido. Y la mejor parte es que no hay otro como él en el mundo.

Tal vez terminarás con un suéter perfectamente ajustado, o una manta que se ve perfecta en tu dormitorio, o una bufanda con tus colores favoritos. Sea lo que sea, ¡es tuyo!

Fuente: Revista Buena Salud
http://www.lavidalucida.com


¡Sígueme y no te pierdas nada!