Cómo tejer en círculo y en espiral para hacer amigurumis

Para tejer amigurumis vamos a usar mucho tejido circular... y matemáticas. Necesitaremos contar, calcular los aumentos y disminuciones, y aplicar la aritmética al tejido. Verás que es sencillo, y fascinante.
tutorial como tejer espirales esferas y circulos perfectos



Las esferas son una de las partes fundamentales de los amigurumis. Para hacer una esfera seguimos el siguiente patrón. La mayoría de las veces encontraremos patrones que trabajan con la tabla del 6 del siguiente modo:

Inicio: Anillo mágico con 6 puntos bajos (6)
Vuelta 1: 1 Aumento en cada punto (12)
Vuelta 2: (1 Punto bajo + 1 Aumento)* repetir 6 veces (18)
Vuelta 3: (2 Puntos bajos + 1 Aumento)* repetir 6 veces (24)
Vuelta 4: (3 Punto bajo + 1 Aumento)* repetir 6 veces (30)
Vuelta 5-9: 1 Punto bajo en cada punto (30)
Vuelta 10: (3 Puntos bajos + 1 Disminución)* repetir 6 veces (24)
Vuelta 11: (2 Puntos bajos + 1 Disminución)* repetir 6 veces (18)
Vuelta 12: (1 Puntos bajos + 1 Disminución)* repetir 6 veces (12)
Vuelta 13: (1 Disminución)* repetir 6 veces (6)

Este patrón corresponde a una "esfera o bola perfecta" . Si prestamos atención al número de puntos de cada vuelta que aparece entre paréntesis, todos son múltiplos de 6. Esto se debe a que cuando tejemos en circular o en espiral para conseguir un circulo perfecto hay que aumentar y disminuir tantos puntos en cada vuelta como nuestros puntos iniciales.
Si empezamos con un anillo de 6 puntos bajos, tendremos que aumentar 6 puntos en cada vuelta. De ahí que obtengamos 12 puntos en la vuelta 1, 18 en la vuelta 2, 24 en la vuelta 3 y 30 en la vuelta 4.


En este video puedes ver la explicación bien detallada

 


Cuando realizamos los círculos los aumentos tendrán que estar escalonados y bien distribuidos para que queden parejos. Tal como hicimos con la esfera, si miramos los puntos aumentamos en cada vuelta podremos ver que no aumentamos en cualquier lado, sino que lo hacemos de una manera simétrica y matemática:
nuestro punto aumentado se corresponde con el cociente que obtenemos de dividir el número de puntos totales entre los 6 puntos iniciales (Por ejemplo: 24: 6= 4, el punto 4 es nuestro punto aumentado. Eso quiere decir que esa vuelta cada 4 puntos tendríamos nuestro aumento: 4-8-12-16-20-24).

 ¿Porqué aumentamos de esa manera? 

Porque para obtener un círculo la distancia entre nuestros aumentos debe ser la misma. 
Al hacerlo así, los aumentos caerán en línea y podremos diferenciarlos rápidamente entre los puntos bajos si nos saltamos alguno. Del mismo modo no nos haría falta un marcador para saber porqué vueltas vamos, tan sólo localizar el inicio y seguir la línea hacia arriba hasta nuestra última vuelta.



Sin embargo, aumentar de esta manera también tiene sus contras, a mayor número de vueltas de aumentos nuestro círculo se deforma y las líneas de aumentos se notan demasiado, como cicatrices en nuestro cuasicírculo. Conforme más aumentáramos terminaríamos obteniendo un hexágono. Por esa razón para proyectos grandes con muchas vueltas de aumento lo ideal es ir moviendo o intercalando el sitio de los aumentos. Se puede hacer empezando una vuelta con los puntos bajos y después el aumento, y la siguiente vuelta empezando con aumento y luego puntos bajos (Por ejemplo, harías la vuelta 2 tal cual : (1 punto bajo + 1 aumento)*repetir 6 veces, y la vuelta 3 la invertiríamos (1 aumento + 1 punto bajo)*repetir 6 veces).
O bien, ir dejando los primeros puntos bajos para el final de una manera progresiva (Por ejemplo, hacer la vuelta 3 empezando con (1 punto bajo + 1 aumento) y terminar la vuelta con el punto bajo que nos falta. La vuelta 4 la empezaríamos igual y acabaríamos con 2 puntos bajos).
Lo hicieramos cómo lo hicierámos para mantener la forma del circulo debemos siempre respetar las dos reglas anteriores


Con las disminuciones pasaría exactamente lo mismo. Para una esfera o bola perfecta, las vueltas de aumentos y las de disminuciones deben ser semejantes en el número de ellas y en el número de puntos de cada una. Las disminuciones se harían en orden decreciente de puntos.
Esta forma de aumentar y disminuir no sólo es aplicable a esferas perfectas, sino a cualquier tipo de bola que hicieramos e incluso a los cilindros "cerrados" (Los que hacemos empezando por una base de aumentos y que luego se convierten en brazos, piernas, e incluso cuerpo... de nuestro amigurumi). La diferencia se encuentra en el número de vueltas intermedias, o vueltas de no crecimiento (Sin aumentos) que dieramos.
Aumentar basándonos en la tabla del 6 nos permite obtener dos de las formas geométricas más usadas en amigurumi (La esfera o bola y los cilindros "cerrados") y cuyas variaciones en el número de vueltas intermedias nos ofrece un amplio abánico de posibilidades con las que trabajar para tejer las diferentes partes de nuestro amigurumi.

Vamos a ver cómo tejer un círculo y un espiral en el siguiente video

Ver puntos a crochet | Ver Curso de Crochet


Si deseas recibir mis publicaciones en tu mail, suscríbete completando este formulario. Luego te llegará una confirmación a tu mail. En cuanto confirmes, recibirás estas publicaciones.
Escribe tu e-mail
♥ y hay más!: Si quieres recibir el resumen semanal de mis patrones y tutoriales, completamente gratis y directamente en tu email los días viernes, HAZ CLICK AQUI para anotarte y te enviaré mi boletín!